¿Son las pequeñas empresas u organizaciones  formadas por pocos empleados conscientes de que toda empresa o autónomo con al menos un trabajador por cuenta ajena o asalariado tiene que tener por ley un plan de prevención?

¿Que dicho plan nace del análisis de todos los riesgos que cada puesto de trabajo pueda generar, entre ellos los psicosociales?

¿Y que además la ley indica que no bastará con la evaluación sino que se habrá de realizar una planificación de la actividad preventiva y su correspondiente seguimiento de ejecución?

¿Y cuantas otras siendo conscientes lo obvian creyendo que los resultados irán en detrimento de su organización?

Los riesgos psicosociales son un tema que a Humanizan siempre nos ha interesado y motivado, porque consideramos que la prevención de riesgos psicosociales, el clima laboral y la formación de empresas saludables están intrínsecamente relacionados.

Gracias al trabajo que están haciendo muchos profesionales de la psicología y de la seguridad laboral sabemos que el futuro de la prevención estará centrado de manera relevante en los riesgos psicosociales hasta ahora casi desconocidos o no valorados como peligrosos para las personas en su puesto de trabajo. Humanizan suele acudir a jornadas en las que se exponen  intervenciones, protocolos y concienciación a tales efectos.

Este tipo de jornadas  tienen una enorme aceptación,  ya que  los aforos se llenan siempre en pocos días. Curioso hecho,  porque en dichas jornadas se suele manifestar que no son pocas las empresas que dentro de su evaluación de riesgos no han contemplado la evaluación de riesgos psicosociales.

Este tipo de evaluaciones serán ineficaces a la hora de garantizar una correcta protección de la seguridad y salud del trabajador, tanto física, como psicológica y socialmente. Incluso iría más allá, indicando que aunque dichas evaluaciones se efectúen, si no se pone en marcha un plan para la prevención  y  la potenciación de factores que limiten dichos riesgos, simplemente nos servirán para conocer que tenemos un problema o una probabilidad de que aparezca ,pero que no existe compromiso de eliminar o minimizar su existencia. Incumpliendo de este modo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

No es extraño que cuando aparece un caso en alguna organización los responsables se echen las manos a la cabeza, preguntándose cómo ha podido ocurrir aquello entre sus empleados. Cuando realmente ha ocurrido aquello que se ignoró, no se quiso ver o no se valoró.  Por lo que  parte de la responsabilidad del hecho recaerá sobre la empresa.

Lo más negativo de todo esto es que  como señalaba un experto  en una  ponencia  de las jornadas que acudimos:

“Cuando el problema estalla, es cuando se lleva a prevención para que intervenga, por lo cual, quizá  hay que centrarse en  la erradicación desde una auténtica prevención, desde una correcta selección de personal, un sistema que valore también las competencias soft, e implantar una cultura sana dentro de las empresas”

Lo que nos lleva a reflexionar si no sería más sencillo aplicar la prevención, a través de la toma de medidas de manera anticipada que eviten la aparición del daño, en vez de la intervención secundaria o terciaria, intentando paliar o resarcir los daños ya acontecidos.

Daños que no sólo afectan a la persona sino que lo harán a la totalidad de la organización.

Implantar un sistema de gestión de empresa saludable dentro de una organización no sólo promoverá factores que dificulten la aparición de riesgos psicosociales, sino que generará una sinérgia con los colaboradores internos hacia la misión de la empresa.

Muchas empresas de éxito, avalan cómo la implantación de este tipo de estrategias basadas en sistemas de gestión de empresas saludables:

  • Reducen el número de accidentes/incidentes
  • Mejoran la productividad y calidad de servicios/productos produciendo un retorno  tres veces mayor que la inversión
  • Sus trabajadores se convierten en “embajadores” de la organización
  • Provocan una excelente experiencia cliente
  • Minimizan las bajas y por tanto sus costes
  • Aumentan la creatividad, la pasión y el compromiso
  • Tienen un clima laboral excelente donde la gente disfruta haciendo su trabajo
  • Y muchas ventajas más.…

 

¡SABEMOS QUE TENEMOS QUE HACERLO, ASÍ QUE HAGÁMOSLO BIEN!

 

Buena semana.